ESPECIALIDAD EN EL META-MODELO ECO2

Fundamentación 

Algunas de las principales críticas a las prácticas de intervención en el ámbito social, está en la ausencia de resultados significativos en los contextos de intervención social. El elevado nivel de fracaso cuestiona fuertemente la idea de una postura asistencialista que argumenta que para hacer el trabajo, sólo basta con la "buena voluntad”. La complejidad de los fenómenos sociales pone la necesidad de acciones que garanticen la calidad de la intervención en los objetivos deseados con cambios significativos, a través de la eficiencia y eficacia. La mayoría de las deficiencias está en tres tipos de ausencias: 1) ausencia de perfiles profesionales específicos al trabajo con situaciones de sufrimiento social, 2) ausencia de procesos formativos experimentados y evaluados y 3) ausencia de modelos operativos con fundamentos científicos de Intervención que implican la realización de diagnósticos, el uso de instrumentos, la aplicación de métodos de trabajo y teorías apropiadas al entendimiento del fenómeno, la elaboración de estrategias para la intervención y mecanismos de gestión, control y evaluación de la intervención misma. Estos alcances se pueden conseguir a través de la formación y aplicación del meta-modelo ECO2.

ECO2 más que una teoría y metodología, hace referencia a un metanivel que nos brinda la posibilidad de enlazar los aportes que diversas ciencias (antropología, sociología, psicología social, psicoanálisis, etc.) hacen para entender la realidad humana (las personas, los grupos, las comunidades y fenómenos como las farmacodependencias, las situaciones de calle, y otras conocidas como situaciones de sufrimiento social.). Sus perspectivas de base son la Ética y una perspectiva de énfasis en la Comunidad: la promoción de los derechos humanos, el respeto a la dignidad de las personas y las comunidades, la exigencia para limitar y contrarrestar los fenómenos de exclusión y sufrimiento social. Entre los criterios de deontología, buscamos incrementar la eficacia, eficiencia, calidad. Esto implica, así mismo, el reconocimiento y la reflexión, por parte de quienes intervenimos, de nuestras propias motivaciones, limitaciones, errores y la necesidad de evaluación y supervisión constante. El nombre ECO2 se construyó, a partir de algunos elementos esenciales, como un juego de palabras: Epistemología de la Complejidad (ECO), Ética y Comunitaria (ECO), por lo tanto ECO2. La palabra ECO hace referencia también a la raíz griega que significa "Casa” y está en la etimología de Ecumenismo y Ecología, aludiendo a los procesos de inclusión social que promueve el modelo.

El Sufrimiento social en el ECO2 es un concepto referido a situaciones que son resultado de relaciones sociales que producen una afectación de la salud (entendida en el sentido amplio) y el bienestar de las personas, en general asociadas a procesos de exclusión. Tienen su origen en dinámicas sociales basadas en procesos estructurales de injusticia, ligadas a formas de estigmatización, desvalorización y de invisibilización de las identidades colectivas. Se ve expresado en situaciones de extrema pobreza, precariedad, vulnerabilidad, marginación y exclusión social apoyadas en el menosprecio o la ignorancia ostensiva, mediante la violencia simbólica o física, producida por la influencia que el propio contexto social ejerce sobre el comportamiento del otro. Su atención no está en intervenir únicamente las instituciones propias de cada contexto específico en forma desarticulada o aislada, sino igualmente en una lógica compleja y sistémica, a la estructura de la sociedad misma, en la transformación de las condiciones sociales injustas, donde la idea de justicia implica un proceso de re-apropiación, dirigido a satisfacer las necesidades fundamentales de los individuos y las identidades colectivas. Algunas de las temáticas donde se expresa son las siguientes: farmacodependencias, violencia de género, adolescentes en conflicto con la ley, personas viviendo con VIH y SIDA, personas privadas de libertad, personas trabajadoras del sexo, explotación sexual infantil, situación de calle, personas con discapacidad, migración en pueblos indígenas, alcoholismo, migrantes, pandillas juveniles, comunidades marginadas, culturas juveniles, exclusión social grave.

La Especialidad ofrece a los participantes formación en el meta-modelo ECO2 para su aplicación en la intervención sobre situaciones de sufrimiento social, en especial para la atención de las farmacodependencias.

Estructura

La especialidad está diseñada en 12 módulos con 24 sesiones de 5 horas, para hacer un total de 120 horas presenciales, 120 horas de educación a distancia, 150 horas de trabajo práctico con un total de  390 horas.

La lógica implica partir de un primer trimestre introductorio al meta-modelo ECO2 y a la investigación en la rel-acción. Se realiza un acercamiento al diagnóstico a profundidad, a través de la capacitación en las principales técnicas e instrumentos de la investigación en la rel-acción (observación participante, entrevista, diario de campo, hoja de primer contacto y el Sistema de Diagnóstico Estratégico). El segundo trimestre propone la reflexión para entender la complejidad comunitaria a partir de los marcos teórico-metodológicos como base para el análisis de los datos recopilados (redes sociales, mitos, ritos símbolos, representaciones sociales, etc.). El tercer trimestre ofrece los conceptos e instrumentos para la aplicación de un meta-modelo de intervención comunitaria para la atención de situaciones de sufrimiento social (influencia y cambio social a partir de las minorías activas y el cambio de representaciones sociales), y, por último, en el cuarto trimestre se brindan conceptos y herramientas para la gestión de calidad de la intervención a través de los aportes de la gerencia social (la planeación operativa y estratégica, la sistematización supervisión y evaluación). La perspectiva de género, la ética y la epistemología de la complejidad son ejes transversales.